Temario del Curso

Cómo detectar los errores en los estilos y cómo mejorar la técnica.

Para detectar las diferentes fallas o errores que se pueden presentar en cada uno de los estilos, será necesario una exhaustiva observación visual directa por parte del Monitor de Natación Infantil. De allí, la importancia de ver los movimientos fuera del agua y dentro de ella, ya que así, se podrán tomar oportunamente las medidas correctivas.

Los tipos de observación por parte del Monitor

En el caso de la natación infantil y la de adultos, la observación frontal es la que permitirá al monitor diferenciar posibles oscilaciones laterales o movimientos incorrectos en la rotación longitudinal del cuerpo. Así que, es importante que el Monitor se posicione en un ángulo alto, para ampliar el campo visual, siendo necesario observar desde la altura, ya sea desde un trampolín o desde la silla de socorrista.

Otro tipo de observación es la que debe realizar el monitor dentro del agua, la observación dentro del agua es muy eficaz, si la piscina lo permite la visual podrá obtenerse desde ventanas subacuáticas o en caso que la piscina no lo permita, el Monitor deberá introducirse en el agua y sumergirse para observar los movimientos con la ayuda de los lentes acuáticos.

El mejoramiento de la técnica mediante la corrección de fallas

La técnica aplicada por los niños a cada estilo, solo podrá ser mejorada por recomendación del Monitor de Natación Infantil en el caso que este detecte las fallas.

Detectada la fallada, el Monitor podrá corregir, lo cual no implica la desaparición total de los errores en los estilos de nado, pero sí representará que el niño logre conseguir una técnica consolidada que sea todavía más efectiva.

Es importante que el Monitor no considere que el niño deba pasar a un nivel superior sin la superación de las metas propuestas, ya que un error no corregido a tiempo es arrastrado por el niño hasta incluso cuando llega a niveles competitivos o a niveles deportivos superiores.

El momento idóneo para efectuar las correcciones

El trabajo técnico y el momento ideal para realizar las correcciones en las fallas del nadador o niño aprendiz en la ejecución de los estilos de nado, es cuando el nadador no esté fatigado y su sistema nervioso se encuentre receptivo a los diferentes ejercicios que le pueden proporcionar el mejoramiento de la técnica que realiza.

Los ejercicios para el mejoramiento de la técnica se realizarán a velocidad baja, para poder observar así con claridad la corrección de la falla. El Monitor debe procurar que el niño repita varias veces el movimiento que está presentando problemas, para que posteriormente sí pueda agregar o sumar velocidad, siempre y cuando el movimiento haya mejorado.

A veces los errores técnicos no hacen su aparición mientras el niño practica lentamente o corrige la falla, pero luego vuelve a reaparecer en la práctica, esto quiere decir que no se presentó la correcta solución del movimiento fallido. Siendo necesario tomar otras medidas correctivas como:

  • Regresar a la práctica fuera del agua.
  • Utilizar material de apoyo para corregir el error. Ejemplo: si el error es en la patada se puede utilizar la tabla para no efectuar la brazada mientras se solventa el error de extremidades inferiores.
  • Regresar al agua a solventar el problema con instrucciones propias del Monitor.
No ha comentarios todavía! Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *