Temario del Curso

La Matronatación y sus beneficios

La matronatación consiste en la estimulación temprana de los niños al medio acuático, esta estimulación versa en que el niño se incorpore a la piscina ya sea con su madre o padre y comience a adaptarse a este medio. Esta actividad es sumamente importante para el desarrollo motor del niño, pues la práctica continua de la matronatación trae consigo grandes beneficios para los bebés y para sus padres, que además de generar una conexión especial logra la estimulación temprana para que los niños, gateen, caminen y efectúen otras actividades motoras.

Ahora bien, la matronatación no solo es importante para los bebés, sino que también puede ser aplicada en la natación infantil, es decir, en la natación de niños a partir de 3 años, ya que incluso puede representar un momento importante de conexión entre hijos y padres que es necesario en cualquier edad infantil.

Beneficios de la matronatación para los niños

Los principales beneficios los obtienen los bebes que oscilan de los 0 meses a los 2 años, sin embargo, no es recomendable que los bebés practiquen la natación o sean sumergidos por largos períodos de tiempo en las piscinas si se encuentran entre los 0 a los 6 meses. Así mismo, la práctica de la matronatación puede ser impartida por un Monitor de Natación Infantil, quien debe tener las competencias para efectuar estás clases, quien deberá comunicarle a los padres todos los beneficios de esta práctica acuática, los cuales son:

  • Es una actividad relajante: la matronatación no solo es una actividad que relaja a los bebés por recordar estos el medio acuático en el que se encontraban en el vientre materno, sino que también, relaja a los padres. El contacto con el agua causa sensación placentera y es desestresante, por lo que es ideal para: despertar el apetito en los niños, les ayuda a conciliar mejor el sueño, los mantienen de buen humor, están más tranquilos y dispuestos al aprendizaje.
  • Es una actividad que favorece al desarrollo motor: los movimientos fuera del agua para un niño son más limitados, mientras que los movimientos dentro del agua son más libres, por lo tanto, los niños disfrutan de estar en el agua pues allí no son torpes sino se manejan muy bien. Aunque el bebé no gatee o camine en el agua se desenvolverá muy bien lo que le permite tener mayor noción de las distancias y de los movimientos.
  • Es una actividad que mejora la motricidad gruesa: la matronatación permite que los padres ayuden a sus niños a mejorar el rendimiento muscular para que logren moverse más rápido y para que la columna vertebral tome fuerza tanto para gatear como para erguirse y caminar.
  • Es una actividad que refuerza el sistema respiratorio: el sistema respiratorio de los bebés está en constante maduración y la natación les ayuda a fortalecer el aparato respiratorio, ampliando la capacidad de los pulmones y mejorando sus vías respiratorias. De allí, que la natación sea ampliamente recomendada para los niños que sufren de asma.
  • Es una actividad que favorece al vínculo familiar: el hecho que el bebé o los niños de al menos 3 a 5 años, tomen clases con sus padres en el agua, ayuda a reforzar el vínculo familiar, fomentando los buenos recuerdos y transformado esta actividad en una acción divertida e enriquecedora para los niños y bebés que la practican, ya sea con mamá o papá o con ambos al mismo tiempo.
  • Es una actividad de socialización: el hecho que el bebé o niños estén en el agua compartiendo con un monitor que da instrucciones, con otros bebés, con otros niños y con sus padres y otros padres, permite que adquieran mejores habilidades sociales imprescindibles para el desarrollo durante la infancia, adolescencia y adultez.
No ha comentarios todavía! Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *