Temario del Curso

Métodos de rescate en la piscina.

Los métodos de rescate en la piscina son de vital importancia para que el Monitor de Natación Infantil pueda rescatar a un niño que se encuentre en peligro o con riesgo de ahogamiento, de allí, que estos Métodos de rescate sean bien conocidos por el Monitor. Los métodos son variados y depende mucho de la disposición de la persona que va a ser rescatada y de su contextura corporal.

Consideraciones a tener en cuenta

Se debe tener en cuenta que el Monitor debe ser una persona muy vigilante, pues una persona que se ahoga, en especial los niños, no pueden gritar para pedir ayuda, por el contrario, alguien que sufrió un calambre en la pierna podría pedir ayuda, pero, alguien que realmente se está ahogando no puede gritar o incluso hablar.

De hecho, si no sabe flotar, lo más probable es que por el mismo nerviosismo de la situación la persona que sufre el ahogamiento no escuche instrucciones, así que lo más adecuado es no es gritarle o girar instrucciones sobre lo que debe hacer, sino de inmediato lanzarse a la piscina para el rescate.

Las personas que sufren un ahogamiento acuático pueden luchar y permanecer en la superficie por solo 20 a 60 segundos, por lo que cualquier persona que quiera ayudarlo, en este caso específico el Monitor, debe moverse rápidamente.

Los métodos de rescate acuático más comunes y eficientes

  • Método sin inmersión: si el niño o la persona está cerca de la orilla de la piscina y está consciente se le puede extender la mano. En este caso no se toma de la mano sino se toma de las muñecas, y con fuerza se mueve hacia la orilla para sacarlo del agua y brindar los primeros auxilios de ser necesario.
  • Martillo arriba: si la víctima del accidente esta inconsciente, lo mejor es aplica el martillo arriba que es una técnica de arrastre. El Monitor entra al agua y toma del brazo al sujeto, colocándolo boca arriba con el brazo flexionado apuntando el codo hacia afuera. Este método es efectivo siempre y cuando la víctima lo permita.

  • Rescate con tabla o flotador: en las piscinas siempre debe existir un flotador de rescate que facilite el trabajo al rescatista. En este caso el Monitor deberá entrar a la piscina y montar a la víctima sobre el flotador, el uso de este instrumento hará más fácil el rescate, pues el peso quedará sobre el flotador y la movilización de la víctima es más sencilla.
  • Abrazo de frente al cuello: este método consiste en tirar el cuerpo de la víctima al frente del rescatista, mientras que, la persona que sufre el ahogamiento se aferra al cuello de este. De esta forma, el Monitor podrá arrastrar a la víctima o flotar con ella hasta llegar a la orilla.
  • Remolque de mentón: en los casos de ahogamiento lo mejor es que la víctima sea posicionada boca arriba, ya que de esta forma se tranquiliza y puede respirar. En el caso que la víctima esta inconsciente, llevarla boca arriba también es la mejor opción, pues el cuerpo flotará con mayor facilidad. Para esta maniobra, el Monitor debe toma a la víctima por el mentón y hacer que su cabeza repose en el pecho, es recomendable extender los brazos de la víctima hacia los laterales para que flote mucho mejor, el Monitor-rescatista, deberá flotar junto con la víctima hasta remolcarla a un lugar seguro.
  • Uso de bandas: el uso de bandas puede ser de bandas flotadores o cilindros flotadores, ya sea que se le proporcionen para que la víctima de ahogamiento la tome y flote sobre ella o se le sujeta la banda o cilindro en el tronco, debajo de los brazos, para ser arrastrado a un lugar seguro con mayor facilidad. La última consideración es la más usada cuando existe este material de apoyo y cuando la víctima esta inconsciente.
No ha comentarios todavía! Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *