Temario del Curso

Técnicas básicas del estilo braza o pecho.

La braza es probablemente uno de los estilos más difíciles de enseñar, en especial por el tema respiratorio, el cual a este nivel debe estar muy bien avanzado para poder aprender este nuevo estilo. Así que, asimilada la respiración de forma correcta, ahora si se puede continuar con la braza.

Sobre este estilo hay muchas variaciones en su proceso de enseñanza, pero la que te indicaremos es la secuencia que ha sido más efectiva por lo largo de los años en las clases de natación y más aún de natación infantil.

Cómo enseñar braza

Para que el Monitor de Natación Infantil pueda enseñar correctamente el estilo braza o pecho, debe seguir los siguientes pasos:

  • Primero: explica el movimiento de brazos y respiración.

Para efectuar esta explicación, es conveniente que el Monitor se coloque de pie en el agua con las manos juntas frente. Muestra que los brazos realizan un movimiento circular con las palmas unidas. El círculo es un círculo medio, no demasiado pequeño ni demasiado grande. Alrededor de 3 a 4 pulgadas fuera del ancho de los hombros y luego completa el círculo debajo para volver a la posición inicial.

Si la profundidad de la piscina lo permite, haz que los nadadores caminen hacia adelante mientras toman cada golpe con sus brazos. Esto les da la sensación de que los brazos los mueven hacia adelante sin tener que preocuparse por la posición del cuerpo.

Seguidamente de esta explicación, debe incorporarse la respiración, por lo que el Monitor debe indicar a los pequeños que deben inclinarse ligeramente para que puedan poner su cara en el agua. A medida que las manos se mueven hacia afuera, la cabeza comienza a elevarse para tomar aire.

Después de aprendido este movimiento, es hora de poner en acción los brazos y la respiración. Con el cuerpo en una posición aerodinámica y encima del agua, comienza a realizar la acción del brazo y la respiración, mientras se practica esta brazada. El nadador puede usar una patada de estilo libre normal para ayudar a impulsar el cuerpo hacia adelante.

Una vez que el niño aprenda muy bien las habilidades sobre la brazada y la respiración, ahora sí puede avanzar hacia la patada.

  • Segundo: explica la patada.

La patada se debe enseñar fuera del agua para que los niños puedan apreciar muy bien el movimiento que realiza el Monitor y logren repetirlo. Para esto, lo más recomendable es acostar a los niños boca abajo (preferiblemente sobre una toalla), con las piernas extendidas y juntas.

Luego, muestrales a los pequeños que deben mantener los pies planos, haz que repitan los movimientos e indícales que comiencen a patear hacia atrás y hacia atrás. Explícales que sus pies deben salir de sus rodillas, ya que algunos aprendices apuntan sus rodillas hacia afuera, lo que hace que la patada sea casi imposible.

Ahora, llévalos al agua, puedes ayudarte de una tabla para que exclusivamente practiquen la patada, cuando ya hayan adquirido esta habilidad, organízalos de nuevo para que ahora practiquen todos los movimientos juntos.

  • Tercero: brazos, piernas y respiración juntos.

Todos en el agua deben practicar los movimientos combinados, por lo que las manos comienzan a barrer hacia afuera, luego levantan la cabeza a la respiración y luego patean. Los talones deberían comenzar a elevarse una vez que la cabeza comience a levantarse.

Uno de los principales problemas que tienen los principiantes, es que se apresuran al frente del golpe y hacen una pausa con las manos debajo del agua. Esto detiene por completo el impulso del golpe, cuestión sobre la que el monitor debe estar muy pendiente para corregir a tiempo.

Aspectos positivos de la enseñanza del estilo braza

Los principales aspectos positivos es que hay buena posibilidad de orientación por parte de los niños ya que siempre ven al frente, además, pueden escuchar con mayor facilidad las orientaciones dadas por el Monitor.

Aspectos negativos de la enseñanza del estilo braza

Los aspectos negativos son respecto a que la patada es algo complicada, por lo que el aprendizaje de la misma tomará un tiempo y por no ser un movimiento tan natural para el cuerpo humano, puede que los niños tengan dificultades con la coordinación.

No ha comentarios todavía! Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *