Temario del Curso

Técnicas básicas del estilo espalda.

El estilo de natación espalda, como su nombre indica, es la única de las cuatro brazadas de natación competitivas en donde el cuerpo va boca arriba. En términos de velocidad, es el estilo más lento, sin embargo, es más rápido que el estilo braza.

En este estilo, los brazos ejecutan movimientos alternos, mientras un brazo barre bajo el agua desde una posición elevada hacia atrás hasta las caderas, el otro brazo se recupera por encima del agua desde las caderas hasta la posición superior, y viceversa. Por su parte, las piernas hacen una patada de aleteo, se mueven hacia arriba y hacia abajo en alternancia, con cierta flexión en las caderas y las rodillas, y con los pies en puntillas y flexionados.

Cómo enseñar a nadar el estilo espalda

El Monitor que enseñe este estilo, debe comenzar por explicar la posición inicial, la cual es: cuerpo flotando de espalda sobre el agua, cabeza en posición neutral y en línea con la columna vertebral, cara sobre la superficie del agua mirando hacia arriba, piernas extendidas y dedos de los pies flexionados. Teniendo esta posición, y logrando el niño mantenerse en la misma, ahora sí puede aprender el estilo espalda con los siguientes pasos de aprendizaje:

  • Primero: posiciones de la cabeza y el cuerpo.

La posición del cuerpo y el balanceo del cuerpo deben mantenerse en equilibrio boca arriba, permitiendo esta posición que las piernas y los brazos puedan levantarse. En el caso de los brazos, estos deberán girar sobre el eje del tronco.

  • Segundo: movimiento de los brazos.

El Monitor debe enseñar el movimiento de los brazos fuera del agua para que los niños puedan apreciar mejor el movimiento. Los brazos ejecutan movimientos alternos, un brazo se recupera por encima del agua desde la cadera hasta la posición superior en un movimiento semicircular. Los brazos se mantienen derechos durante la recuperación. Mientras tanto, el otro brazo se desliza bajo el agua desde la posición superior hacia atrás hasta la cadera, proporcionando así la propulsión para avanzar. La mano sigue un patrón tipo S durante este barrido.

El brazo en recuperación se convierte en el brazo de barrido, una vez que ingresa al agua frente al nadador y el brazo de barrido se convierte en el brazo en recuperación cuando sale del agua en la cadera.

  • Tercero: patada de espalda.

Al principio el Monitor debe pedir a los niños que practiquen las patadas de aleteo sobre la espalda mientras se agarran al borde de la piscina. Seguidamente, pueden continuar la práctica flotando sobre la espalda y acostados, usando así la patada de aleteo para mantener el equilibrio y avanzar.

  • Cuarto: técnica de respiración.

La respiración es básica, de hecho, no requiere que el nadador tome el aire por la boca. Pero, si es importante que el Monitor explique que se debe llevar un buen ritmo respiratorio conforme a la velocidad, a la fuerza impartida en la patada y brazada, como también, conforme a las necesidades del nadador.

Un aspecto negativo de este estilo, son las salpicaduras de agua en la cara que pueden complicar la respiración, para lo que es recomendable que el Monitor de Natación Infantil explique a los pequeños que lo más adecuado es que tomen aire mientras ambos brazos están sumergidos en el agua y no cuando se efectúa el chapoteo.

No ha comentarios todavía! Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *