Temario del Curso

Actividades recomendadas para los Monitores de Natación Infantil.

Los Monitores de Natación Infantil deben ser muy creativos al planificar sus clases, puesto que, las clases a impartir son para niños que oscilan entre las edades de 3 a 12 años, donde la base de la diversión es su día a día y donde la palabra “clase” no les agrada mucho, pero si ven la misma desde un punto de vista lúdico, podrán aprender a nadar conscientes que no es una clase de una materia o asignatura, sino que es una habilidad que los convertirá en nadadores con lo que podrán sobrevivir en el medio acuático sin problemas.

Actividades lúdicas para enseñar a nadar

Entre las actividades lúdicas para enseñar a nadar se pueden encontrar:

  • El juego del chapoteadero: este es un juego de ayuda para los niños que oscilan entre los 3 a 6 años, pues les encanta llenar de agua a sus compañeros y Monitores, logrando efectuar es juego de forma sencilla, ya que solo implica sentar a los niños en el borde de la piscina y hacer una competencia de quien de ellos salta más agua con fuertes patadas, perdiendo así el miedo al agua y familiarizándose con la piscina.
  • El juego del caballo: con ayuda de los cilindros flotadores en la zona menos profunda de la piscina los niños se montan enciman del cilindro como si este fuera el lomo de un caballo y con sus pies se impulsan hacia adelante. Este juego es recomendable para los niños entre los 3 y 8 años, seguramente les encantará y aprenderán a desplazarse en el agua y a perder el miedo a estar dentro de una piscina.
  • Concurso de velocidad: este es el juego de las carreras y consiste que con ayuda de la tabla y solo moviendo las piernas se efectúe una competición, verás como todos los niños se volverán competitivos y querrán participar para demostrar quien tiene las piernas más veloces en el agua.
  • Juego del trencito flotador: para que los niños aprendan a flotar y para reforzar las actividades de flote, se puede pedir a los niños que se coloquen boca arriba y se acomoden con sus extremidades inferiores en los hombros de otro compañero. Este juego se puede reforzar con la ayuda de flotadores, mientras que con sus manos los niños se mueven para adelante o para atrás como un tren acuático.

Atravesando el aro: con la ayuda de un aro de ula-ula se colocan estos debajo del agua en posición vertical y se les pide a los niños que lo atraviesen. Esto reforzar las habilidades de respiración, inmersión y desplazamiento dentro del agua.

  • Con los juguetes de baño: este juego es especial para la matronatación, pues los padres se ayudan de los juguetes de la tina del bebé para familiarizarlo con el agua y para sumergirlos en la búsqueda de los mismos debajo del agua.
  • Buscando el objeto perdido: este es un juego para los niveles más avanzados, pues para jugarlo los niños ya debe saber nada y respirar muy bien. Para este juego, el Monitor de Natación Infantil arroja al fondo de la piscina un objeto para que los niños lo busquen, este juego refuerza la respiración, ayuda al ejercicio de expansión de los pulmones y permite practicar habilidades de inmersión y nado profundo. Como se indicó anteriormente, este es un juego para los niños que ya tienen habilidades de nado muy bien aprendidas.

La imaginación es el límite

Existen innumerables juegos, cualquier juego que refuerce habilidades es imprescindible para hacer las clases divertidas. El tiempo de juego debe ser los minutos finales de la clase y se debe procurar que cada juego se adapte al grupo de alumnos conforme a las edades y conforme a las habilidades de cada uno de ellos, de esta forma se seleccionará el juego más idóneo en cada caso.

No ha comentarios todavía! Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *