Temario del Curso

Rol del monitor en la matronatación.

El rol del Monitor en la matronatación es el de ser un guía en el proceso de adaptación del niño al agua. Para esto el monitor de estas clases debe ser un Monitor de Natación Infantil, quien debe conocer cómo se debe manejar a un bebé en las piscinas, evidentemente, con la atención debida de los padres.

Así que, el Monitor debe estar preparado para asumir este reto, siendo necesario manejar ciertas consideraciones básicas para mantener a los bebés dentro del agua sin problemas y para poder transmitir sus conocimientos a los padres en aras que estos desarrollen las habilidades necesarias para disfrutar con sus hijos de una actividad llena de múltiples beneficios que refuerza el vínculo familiar.

Las clases que debe impartir el Monitor en la Matronatación

Las diferentes clases que puede planificar un Monitor de Natación Infantil deben ser conforme a la iniciación y el tiempo que tengan los padres recibiendo las clases con sus hijos, pudiendo impartir clases en tres niveles:

  • Primeras clases:

Las primeras clases de los niños en matronatación deben ser de adaptación al agua, estas clases deben ser cortas no pueden durar más de 20 minutos, pues los bebés no pueden estar mucho tiempo en el agua así que, este lapso de tiempo será suficiente para que los niños se aclimaten al agua y comiencen a adaptarse.

Las clases de adaptación pueden ser al menos durante tres días, donde el Monitor se ayudará de cilindros flotadores, flotadores o tablas para colocar a flotar a los niños y para permitirle el movimiento de sus extremidades.

  • Clases Intermedias:

Las clases intermedias pueden comenzar a partir de la tercera o cuarta clase. En esta etapa ya deben comenzar las actividades donde se sumerge al niño, si el niño ya entiende un poco las instrucciones se le puede pedir que no abra la boca dentro del agua, para que no tome agua. En el caso de los bebés más pequeños, estos se pueden sumergir de forma instintiva y podrán mantenerse bajo el agua por unos pocos segundos sin problemas.

Una excelente forma es pedirles a los padres que lleven el muñeco de baño favorito del niño y hundirlo, para que este se sumerja en la búsqueda de su muñeco y así aprenda a percibir la sensación de lo que es estar bajo el agua. Estas actividades de nivel intermedio pueden estar conformadas por al menos cuatro clases.

  • Clases Prácticas:

Las clases de práctica comienzan cuando los bebés ya están adaptados al gua y no temen a sumergirse. Las prácticas pueden ser clases en donde con la ayuda de la tabla se puede colocar al bebé a mover sus pies, incluso en los niveles más avanzados los bebés logran avanzar y desplazarse con ayuda de sus padres.

Estas clases son más intensas y son aconsejables para bebés que superen los 6 meses.

Consideraciones a tener en cuenta para la matronatación

Los Monitores para las clases de matronatación deben tener en cuenta lo siguiente:

  1. Es recomendable que las piscinas donde se practique la matronatación sean climatizadas y el agua no sea inferior a los 25°C.
  2. No es recomendable que los bebés duren más de 20 minutos en el agua, gradualmente según la adaptación del bebé y conforme a su edad, si podrá aumentarse el tiempo en el agua.

El Monitor siempre debe estar atento de los pequeños, si bien, allí cuenta con la ayuda y presencia de los padres, el Monitor es el experto en el agua, por tanto, es quien debe estar alerta de cualquier situación.

No ha comentarios todavía! Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *